Una Argentina de personalismos

Nueva nota enviada por un legionario, en esta ocasión Gustavo Monsalve nos trae su opinión sobre el presente post Copa Davis.
¡¡¡ Muchas Gracias Gustavo !!!
Esperamos la participación de todos, pueden mandar sus notas a: lalegionargentina@hotmail.com

Una Argentina de personalismos.

Está claro. La derrota ante Francia, en la Copa Davis, fue rotunda. Íbamos por la gloria, por una nueva final; pero trajimos una nueva frustración al deporte. ¿Por qué digo íbamos? Es simple, los que nos identificamos con el deporte blanco sabemos que la Davis es mucho más que una simple copa por equipos. Acaso comparable al mundial de fútbol o mucho más para algunos de nosotros. Pero evaluemos un poco la situación que precedía a este encuentro de semifinales.

El equipo estaba golpeado. Mónaco viene de una recuperación de la lesión en la muñeca que lo tiene a maltraer. Su última actuación en el Abierto de Estados Unidos había sido bastante floja y si somos honestos ante el escenario de Copa Davis nunca ha sabido responder del todo. Muchos todavía nos preguntamos si la decisión de llevarlo a él por Chela fue la más acertada. Más aún teniendo en cuenta que Juan Ignacio es el único que comparte el lujo de haber ganado un torneo de nivel ATP junto con David y ante un rival de la jerarquía como lo es Sam Querrey.

La pareja de dobles compuesta por Schwank y Zeballos venía mostrándose fuerte y capacitada para las grandes citas. Su llegada a las semifinales del Abierto exhibía a las claras una capacidad enorme para ser la pareja definitiva de Argentina.

Nalbandian… ¿Qué se puede decir? Es un gigante. Parece mentira que haya personas con su talento. Los que vemos tenis, los que lo jugamos, sabemos que para hacer magia se necesita una varita y que para pegarle a la pelotita se necesita una raqueta. Pero él, tal vez comparable a Federer en su facilidad y naturalidad, saca tiros de la galera como si esto fuera solo una ilusión. Siempre creí que el mote de «Mago´´ le calzaba mejor a él que a Guillermo Coria. No voy a hacer mención alguna a los calificativos que muchos le tratan de imponer por seguir un estilo de vida diferente.

No nos olvidemos de Delbonis, como sparring, un talento joven que seguramente estallará en poco tiempo dejando esquirlas de talento por doquier.

¿Dónde estuvo el problema? Acaso… ¿en la decisión de llevar a Mónaco en vez de Chela? ¿O tal vez en poner a Nalbandian contra Monfils el primer día? No. El equipo francés nos superaba en todos los planos. Sino fíjense cuidadosamente en el historial frente a Monfils de Nalbandian, o los logros de Llodra a nivel dobles. Ni hablar de la experiencia de Clement. Que quede claro esta no es una crónica de lo sucedido. Esta es una crónica de lo que viene sucediendo desde hace tiempo en este deporte que acá viene teniendo poco de blanco y está más bien manchado. Las manchas no son casuales, mucho menos ajenas a los jugadores mismos. Sino, con el riesgo de parecer exagerado, con el personalismo que constantemente caracteriza a nuestra sociedad y que en el tenis se muestra como síntoma de una enfermedad que nos viene trayendo tantas frustraciones.

Asumo mi parte de culpa, yo pensé que Nalbandian levantaría la espada como en aquel comercial tan pintoresco y les daría una paliza a los galos. Pero todo se desinfló muy rápidamente y luego de echar culpas hasta a la Virgen María se me aclaró el panorama.

Un jugador solo no puede ganar la Davis, y esto era lo que pretendíamos, incluso los jugadores. Una selección de fútbol no va a ganar sólo por tener a un campeón del mundo como técnico. Un país no va a recuperarse de la pobreza e indiferencia por un presidente/a.

Es triste, pero nos encantan los pensamientos mágicos. Somos presas del mesianismo en todos los planos de nuestra vida. El personalismo de un Nalbandian, cuya prepotencia y espíritu tanto nos muestra, no nos va a dar nuestra primera Copa, sino más frustraciones. Ni hablar de la pésima actitud, cuando asumiendo el rol de líder absoluto, hizo su descargo a Tito Vázquez públicamente. Ni hablar de su huída luego del dobles retirándose como diciendo «ahora ya no me interesa esto, ya no puedo ser el héroe´´. Pero el problema no es el líder. El problema es la posición de líder. Necesitamos cohesión y unión en el grupo de chicos que enfrentan este desafío deportivo. Atención, no todo está perdido. Creo que los chicos del dobles están mostrando que todavía se puede hacer algo. La lucha cuando todo estaba perdido fue digna.

Cuando haya un equipo unido, sin líderes, sino más bien un objetivo común, no tengo dudas que la Davis será de Argentina. Pero claramente esta es una de las tantas fallas que tenemos como sociedad, que en este caso ha sido el tenis el que nos la ha mostrado.

8 Comments

  1. facundo

    22/09/2010 at 20:15

    muy buena nota gus.la serie era re dura,pasa que quiza por el fanatismo,del cual tambien me hago cargo,quiza pudo mas.pero se lelgo lejos.lo que yo no tolero es que siempre que se pierde,salga toda la mierda a flote,que halla problemas,y que david esté metido..es un grande,pero we,hay que replantearse que tan bien le hace al EQUIPO

  2. ERRETRES

    22/09/2010 at 13:38

    HOLA LEGIONARIOS
    BIEN GUSTAVO , EN UN TODO DE ACUERDO CON TU NOTA.
    ME GUSTARIA Q`LOS CAPITANES FUERAN ELEGIDOS POR LOS JUGADORES . (ES EVIDENTE QUE THE MOREA’S BOYS NO SIEMPRE CAEN BIEN ENTRE ELLOS)
    SALUDOS PARA TODOS , Y RUMANIA VENI TRANQUILA Q`PAAR VOS HAY….. DE SOBRA.-

  3. Tie break

    22/09/2010 at 11:03

    Lamentablemente el ego forma parte del ser argentino. Así como muchas veces nos perjudica, más de una vez nos llevó a ser diferente. Ese ego que aparece en los momentos clave: Diego en el Mundial90, Manu Ginóbili en el Mundial de Basquet, los Pumas en general, Lucha en las Leonas. David en la Davis, Delpo en el USO, en el caso del tenis. Ese ego que nos da ese plus extra para ser más, para llegar más lejos.

  4. Tie break

    22/09/2010 at 10:57

    Excelente análisis, Gustavo. Ojalá encontremos muy pronto un equipo unido, con el capitán, los jugadores, los entrenadores, los dirigentes, el periodismo, la hinchada, TODOS, tirando para el mismo lado. Incluyo en esta unión a los periodistas, ya que a mi parecer, éstos están demasiado pendientes de lo que hagan o digan, David, el Potro, Vilas o cualquier otro referente, para magnificarlo, para tergiversarlo, para buscar la discordia, la polémica, en definitiva, a vender más….

  5. roberto

    21/09/2010 at 09:18

    ya sabemos lo que pasa en argentina,los eternos egos,boca-river,palermo-riquelme,nalbandian-delpotro,gaudio-coria,vilas-clerc,quieren que siga?,cortemosla con los egos estúpidos y el año que viene con el equipo completo nos traemos la copa

  6. verobubi

    21/09/2010 at 09:09

    guau… ASI SI! VALE LA PENA LEER…. MUY BUENO GUSTAVO COINCIDO….

  7. germmr

    20/09/2010 at 22:39

    me gusto bastante….!
    coincido en casi todo…. hay varios con pasta de periodista aca eh!!!! jejejeje

    solo hay una cosa en la que no estoy de acuerdo…

    si bien francia es superior, la obligacion del equipo es agotar todas las instancias posibles para evitar dicha derrota….

    los chicos dieron todo…. pero me parece que el capitan desde su estretegia se dejo cosas en el tintero…. ese es mi unico reproche…

    imaginate si pico o david no hubieran puesto todo lo que tenian que poner justificandose con que igual ibamos a perder porque el rival es superior….

    igual aguante argentina… aguante david, pico, tito etc…. a ver si nos dan una alegria en el 2011

    saludos

  8. Santiago D.

    20/09/2010 at 22:37

    Excelente tu comentario Gustavo, que comparto casi en su totalidad. El problema argentino son los modelos de líder al que estamos habituados: el líder carismático, el líder autoritario, el líder todopoderoso. Nalbandian encaja casi a la perfección en estos modelos equivocados.
    Un verdadero líder guía, orienta, aglutina voluntades, cohesiona, pero fundamentalmente se pone al servicio de los demás. Demuestra sabiduría pero a la vez humildad, su fin último no es recibir los aplausos sino que busca el bien común (de la sociedad en su conjunto o de un simple equipo deportivo).
    Tengo la esperanza que en algunos años, cuando haya madurado aún mas como persona ya que todavía es muy joven, Juan Martin del Potro asuma el rol de líder positivo al que me refiero. Sus reacciones ante el increíble suceso del US Open 2009 dejan entrever que posee los valores necesarios para serlo.

You must be logged in to post a comment Login

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.